Partidazo en las instalaciones municipales de La Siebe entre dos equipos que, ya en la previa, vaticinamos un envite apasionante y no defraudó… Los foráneos salieron fieles a su juego con balones largos, a espaldas de los defensas nuestros buscando indecisiones en la zaga defensiva de los de Aitor Enjamio.

El comienzo del encuentro fue un toma y daca que si bien es cierto, ellos llegaban con más peligro a nuestra meta generando, las mencionadas indecisiones entre guardameta y defensa pero que acertadamente lograron solventar. La guerra estaba servida en las zonas céntricas del verde y allá por el minuto 16 un buen balón de Diego al espacio que supo aprovechar y leer de forma correcta Joseba centrando un balón que Gaizka Cazalla de forma espectacular mando a la red estableciendo el 1-0 en el marcador.

Los santurtziarras gozaron de alguna que otra jugada aislada para poner las tablas en el marcador pero no tuvieron certeza entre los tres palos y eso significó llegar al descanso con una mínima ventaja tras el gol de Cazalla.

La segunda mitad comenzó de forma atractiva para los verdiblancos generando combinaciones que llevaron a los aficionados, a pesar del frío, a soltar calurosos aplausos. Pero si un club sabe lo que es apretar y no dar por perdido un encuentro hasta que el colegiado no pita el final, ese es el conjunto de Kabieces, ferreos a sus colores, siempre incomodando las acciones de los rivales supieron aguantar el arreón del comienzo de la segunda mitad de nuestro senior llegando progresivamente hasta la meta de Gaizka y generando situaciones de mucho peligro en balones parados y en acciones individuales. El conjunto de Enjamio pagó la intensidad de la primera mitad con un cansancio físico que nos generó pérdidas en las disputas y segundas jugadas en zonas delicadas como el centro del campo, aún así supimos defendernos bien y jugar a favor del crono.

La maravilla llegó por el minuto 90 cuando Aitor Enjamio saltó al terreno de juego, si ¡el mister!, algo poco visto en equipos de fútbol pero debido a la calidad que atesora el futbolista y la experiencia como jugador vimos que podíamos explotar ambas facetas, los jugadores asombrados desde que comenzó la andadura hace pocos meses como primer entrenador estableciendo un modelo de juego de gran criterio y coherencia. Pero como se suele decir “las cosas de palacio van despacio” y las situaciones vividas y experimentadas en los entrenamientos tardan en integrarse y en funcionar. Lo que corresponde a este encuentro es confianza en el mister,  credibilidad de la calidad y experiencia que atesora porque pocos goles se recordarán como el de Aitor en la primera regional vizcaína después de dejar en el sitio a  3 o 4 rivales y ver al guardameta algo adelantado. No se lo pensó dos veces y le realizó una “vaselina” que entró por la mismísima escuadra.

Atónitos se quedaron jugadores, banquillos y aficionados ante esa obra de arte, que no se puede mirar de otra manera. No solo por la belleza del gol, sino por la valía del mismo sabiendo que el equipo estaba en unos minutos delicados. Sentenciado el encuentro con el 2-0 y viendo como las respuestas se están encontrando a las cuestiones que se planteaban a comienzos de campaña.

Tras estos tres puntos el equipo se coloca en décima posición, en una zona cómoda de la tabla. Los de Enjamio ya preparan el encuentro que disputarán, de nuevo, el domingo en La Siebe, frente al Larramendi en el comienzo de la segunda vuelta, un rival que se nos dio bien en Basteita logrando la victoria por 1-3.