Después de cuatro jornadas en juego el conjunto de Gotzon Legarreta se coloca en lo alto de la tabla de la primera regional vizcaína tras vencer por 2-1 a un OIN BALOIA que a pesar de quedarse con nueve jugadores nos puso las cosas difíciles.

Los primeros compases del encuentro fueron un toma y daca después de que el terreno de juego, tras las lluvias, no se encontrase en las mejores condiciones. El conjunto verdiblanco quería defender el triunfo a domicilio frente al Gazteluzarra la pasada jornada y colocarse líder ante su afición.

Tras una igualada máxima, en el minuto 32 Eneko Martín, el capitán del equipo, materializó el 1-0 que sería el resultado con el que llegaríamos al descanso.

Lo más difícil estaba hecho, sabiendo las condiciones del césped  y que ellos necesitaba abrirse podíamos esperar que se generarían oportunidades a lo largo de la segunda parte y así fue…

La oportunidad más clara fue tras otro penalti desechado que podía haber sido la sentencia para conseguir los tres puntos que nos llevarían a ganar tres de cuatro encuentros… no fue en esa ocasión sino en un rechazo que David Fernández aprovechó desde la frontal para dejar en el minuto 63 el encuentro decantado hacia la escuadra local con el 2-0.

A pesar de ello, los bilbaínos no se rindieron y tras tener en mente las dos decisiones dudosas de los penaltis fueron dos jugadores expulsados por diferentes protestas.

Nuestros jugadores tiraron de casta y personalidad y generaron los mejores momentos del encuentro ocupando espacios libres que dejaba el rival y poniendo en dificultades, en definitiva, al meta rival.

No nos podíamos esperar más que un gol más por parte de nuestro equipo pero fueron los foráneos los que redujeron distancias con el 2-1 en el minuto 68  y nos metieron tímidamente el miedo en el cuerpo con aisladas llegadas.

EL encuentro llegó a su fin y tres puntos más que conseguimos para ponernos en el primer puesto.

No podemos ni imaginarnos lo que queda todavía pero lo que sí tenemos claro es que tenemos un grupo de jugadores y técnicos que están a merced del club entregándose en cuerpo y alma.

El camino está diseñado, sólo falta seguirlo y no desviarnos. Aupa Gurutzeta!